REPORTAJE

Vox veta y eleva el tono contra medios y periodistas en la recta final del 28A

Tras más de quince días de gira por lo que han bautizado como "la España silenciada", el partido de extrema derecha ha convencido a miles de personas con su discurso a pesar de haber desprestigiado reiteradamente a los medios de comunicación que les incomodan

Censura. | Pixabay.
Censura. | Pixabay.
Vox veta y eleva el tono contra medios y periodistas en la recta final del 28A

Al grito de "¡No es patriotismo, es fascismo! Votar a Vox es votar al odio", tres activistas de Femen han irrumpido en el acto de cierre de Vox para confrontar a nivel nacional lo que consideran "el fascismo que amenaza Europa".

El acto multitudinario se ha producido en el mismo escenario donde tuvo lugar la famosa foto de Colón, que compartieron el Partido Popular, Ciudadanos y Vox. Este mismo viernes el candidato a la presidencia y líder del PP, Pablo Casado, se ha mostrado de brazos abiertos a una eventual entrada de Vox al también supuesto Gobierno de los conservadores, con toda "la influencia que quieran tener". Unas declaraciones en las que ha hecho un guiño a Ciudadanos, ante la duda expresa del PP de que los naranjas cumplan sus compromisos en materia de pactos. Aún así, Casado ha sugerido tanto a Albert Rivera como a Santiago Abascal "no pisarse la manguera" con tal de llegar a un Gobierno de coalición del bloque derechista.  

Según publicó La Sexta, el partido ultra nació en 2008 con la ayuda de exmilitantes del PP, cuando el desencanto de los votantes de sus votantes comenzó a convertirse en la norma como consecuencia de los escándalos de corrupción.

Desde entonces, Vox ha tenido cada vez más fuerza. Cada uno de sus tuits genera unos 117 comentarios, muy por encima de los que provocan los de Podemos, PP, PSOE y Ciudadanos, a pesar de que la suya es la cuenta con menos seguidores. De las 10 publicaciones que hace de media al día, solo dedica una a asuntos de interés general. El resto de tuits, según indica un estudio realizado por la agencia internacional de estrategia de comunicación digital LeanFactor y Semminer, son para autopromocionarse

A colación de la presencia y el alcance crecientes de Vox y su argumentario en las redes sociales, se ha conocido este viernes que casi tres mil (2.882) cuentas falsas de Twitter procedentes de Venezuela difundían mensajes a favor del partido ultra y unos 400.000 tuits de contenido islamófobo. Así lo ha expuesto el instituto de investigaciones de extremismo y polarización ISD, e informado El País. Dichas cuentas han mencionado a Santiago Abascal más de 450.000 veces y enlazado al canal no oficial del partido en Telegram con las etiquetas #EspañaViva, #SiguemeYTeSigoVox o #NoAlIslam, entre otras. Vox ha tachado esta información de noticia falsa.

Vox, un partido "víctima" de su propia desinformación

En una entrevista para la cadena Cope con Carlos Herrera Abascal dijo sentirse "maltratado" por la prensa, a la que acusa de "desfigurar" sus expresiones y propuestas. Así, su presidente ha justificado una vez más el veto a determinados periodistas y medios "progres". A estos se refirió la número dos del partido por Madrid, Rocío Monasterio, en un acto de Las Rozas donde acusó a determinados medios de "manipular" su mensaje y los enfrentó a "los que cumplen con su trabajo con ética profesional". Por su parte, el número tres de la formación y vicesecretario de Relaciones Internacionales, Iván Espinosa, criticó a los dueños de los grandes medios de comunicación que dan órdenes desde "los platós o desde sus mansiones". Entre otras cosas, Espinosa mantiene en su biografía de Twitter que "progresista es a progreso lo que carterista es cartera". 

"Cuando nos pregunte por el debate (aunque sea off the record) trasladamos nuestro gran cabreo porque íbamos a ganar ese debate. Nada de decir que nos venía bien"

Entre los periodistas y medios hacia los que Vox ha mostrado aversión están El País, eldiario.es, La Sexta y su programa Al Rojo Vivo. Tampoco se han salvado del desprestigio medios públicos como EiTB, del País Vasco; TVG, de Galicia o TVE3, de Cataluña, a cuyos periodistas ha vetado para la cobertura de la noche electoral junto a los candidatos de Vox en un hotel de Madrid. La facción ha optado en repetidas ocasiones por vetar y desprestigiar a estos y otros medios que han difundido información capaz de comprometer sus intereses partidistas, siempre que sus votantes la conozcan.

Frente al derecho de los medios de comunicación a informar libremente, Vox ha llegado a asegurar que si llega al Gobierno cerrará La Sexta, a la que han apodado 'La Secta' y califican de "telebasura". El énfasis del ataque cae sobre el programa de Antonio García Ferreras, Al Rojo Vivo, un programa de evidente tendencia izquierdista que, como otros de diversas inclinaciones, ha dado difusión a las noticias sobre la presunta financiación ilegal de Vox.

Su imposibilidad para participar en los debates electorales que celebrados este lunes 22 y martes 23 en RTVE y Atresmedia respectivamente venía dictada por ley: la formación ultra debía tener al menos un 5% de representación nacional. Así lo dispuso la Junta Electoral Central, argumentando que las cadenas de televisión debían tener en cuenta "los resultados obtenidos por cada formación política en las últimas elecciones equivalentes”. Por el momento, Vox solo cuenta con representación territorial, tras haber obtenido el 10,97% de los votos en las autonómicas de Andalucía del pasado 2 de diciembre.

Aunque tal prohibición causó el rechazo inmediato de la Red de Colegios Profesionales de Periodistas de España, al entender que “el interés periodístico" debía prevalecer en la organización de los debates, también sirvió a la formación ultra para identificarse como "víctima": no podía presentarse en igualdad de condiciones que el resto de candidatos. Onda Cero avanzó que días atrás dirigentes de Vox –Kiko Méndez Monasterio y Manuel Mariscal– enviaron por error un mensaje privado a un grupo en el que había más de 100 periodistas que decía: "Cuando nos pregunte por el debate (aunque sea off the record) trasladamos nuestro gran cabreo porque íbamos a ganar ese debate. Nada de decir que nos venía bien". Con ello, también Onda Cero ha sido vetado en todos los actos de campaña de la facción.

 

No todo son vetos, medios como el diario que dirige Eduardo Inda, OK Diario, o la emisora esRadio, de Las Mañanas de Federico Jiménez Losantos son los pocos a los que Vox ha aceptado responder preguntas. También guarda simpatías con el blog Periodista Digital, que publicó el 23 una pseudonoticia sobre un "informe oculto" en la que citaba a "un eficaz politólogo" llamado Francisco Carrera, quien colocaba a Vox como ganador en una cómoda coalición con PP y Ciudadanos.

El periodista de OK Diario Álvaro Ojeda entrevistó a Javier Ortega Smith, en tono amigable y de ritmo rápido, con preguntas cerradas sobre el resto de candidatos a la presidencia, ocasión que Ortega Smith aprovechó para cargar contra ellos con pocas palabras y ninguna repregunta. Santiago Abascal concedió una entrevista a la tertulia radiofónica de Losantos, en la que disertó sobre "el altavoz" que representa Vox para la "convicción patriótica" de sus votantes, después de haber apelado "al sentido común y a las libertades básicas". "Yo creo que más que algo en Vox, han visto algo en la situación española. Y tiene que ver con que son inteligentes españoles, conscientes, que ven el momento de emergencia nacional, que está en riesgo la unidad del país y que está en riesgo las libertades de los españoles por legislaciones de carácter totalitario atribuibles a la dictadura progre". 

 

Comentarios